Aprende a mantener tus joyas como el primer día. 

Cuando compramos una joya debemos conocer cómo guardarlas y mantenerlas limpias como el primer día, para que podamos utilizarlas cuando queramos. 

Los metales de nuestras joyas suelen ser metales duros pero mantenerlos sin arañazos es otro cantar, por ello, lo ideal será guardar en su caja original nuestra joya, o bien en papel de seda para evitar el roce entre las joyas. 

Debemos evitar lavarnos las manos con las joyas puestas, fregar, echarnos crema, gel hidroalcohólico o dormir con las joyas puestas. 

Cuando ya tenemos claro como evitar que nuestras joyas se deterioren pronto vamos a ver como limpiarlas para que brillen como el primer día. 

Preparamos un tarro o un bol de agua tibia, ni fría ni caliente, le echamos unas gotas de jabón tipo fairi o limpia platos, la razón por la cual vamos a utilizar este tipo de jabón es porque es quita grasa y lo que más ensucia o "nubla" nuestras joyas es la propia grasa, de nuestras manos, de la comida, etc. 

Sumergiremos la joya y con un cepillo de dientes antiguo o incluso de púas blandas frotaremos la joya haciendo que las cerdas del cepillo de dientes entre por las zonas más sucias, dónde se ha podido meter la crema de manos o suciedad. 

 
limpieza de joyas, para mantener nuestras joyas limpias comoe el primer dia.jpg
Una vez hemos limpiado y frotado nuestras joyas, volveremos a enjuagarla para quitar el jabón de ella y con un trapo, papel de cocina podemos secar nuestra joya, sin frotarla, simplemente quitándole la humedad. 

Es posible que tu joya haya perdido el "brillo", puede ser que esté arañado y necesite un pulido para que vuelva a brillar como el primer día. 

También puede ser que el oro blanco haya perdido el baño de rodio, acércanoslo al taller y te la dejaremos nueva. 

Si necesitas ayuda con tus joyas. Estamos a tu disposición. 

 
Limpieza y pulido de joyas.jpg